Historia

image

La idea de construir un gran canal, para llevar agua a amplias zonas de la geografía navarra, se remonta el primer tercio del siglo XX: un Plan de Obras de la Confederación Hidrográfica, de 1928, contemplaba ya la posibilidad de construir un canal, llamado entonces "Acequia de Navarra", con origen en el Canal de Bardenas. En décadas sucesivas, se ha ido tratando y avanzando sobre esta idea, deslindándose el Canal de Navarra del Canal de Bardenas. El Canal de Navarra utilizaría caudales del río Irati. Después de una serie de estudios y anteproyectos, pasando incluso por el trámite, no culminado, de alguno de los embalses, como el de Lumbier, se ha llegado a la actual situación, en la que los dos pilares básicos sobre los que se fundamenta la política hidráulica y de regadíos en la Comunidad Foral.

image

El Canal de Navarra y la transformación de sus zonas regables cuenta con fundamento legal y justificación del interés público y utilidad social, derivados de la Ley 22/1997, de 8 de julio, que declara de interés general el embalse de Itoiz y el Canal de Navarra; de su previsión en el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro, aprobado por el Real Decreto 1664/1998, de 24 de julio; del Convenio de colaboración para la ejecución del Canal de Navarra suscrito entre el Ministerio de Medio Ambiente y el Gobierno de Navarra el 19 de octubre de 1998; de la Ley Foral 15/1995, de 29 de diciembre, cuya disposición adicional número 22 declara de interés general, a todos los efectos, las obras de construcción del Canal de Navarra y de implantación y mejora de regadíos en la zona regable del Canal; y de la previsión de áreas regables en el Avance del Plan Nacional de Regadíos y en el Plan de Regadíos de la Comunidad Foral de Navarra, aprobado por el Gobierno de Navarra el 29 de junio de 1998 y por la Comisión de Agricultura, Ganadería y Montes del Parlamento de Navarra en sesión celebrada el 2 de diciembre de 1998.

Por último el PSIS (Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal) del Canal de Navarra y sus Zonas Regables fue aprobado definitivamente por el Gobierno de Navarra el 7 de junio de 1999, así como la Declaración de Impacto Ambiental que fue aprobada por el Gobierno de Navarra el 29 de abril de 1999, la Administración del Estado el 17 de mayo de 1999 y, cada uno en el ámbito de sus competencias.

Resulta de todo ello que este proyecto tiene un notable interés para el bienestar social y el desarrollo de Navarra y para el conjunto del Estado Español, pues tiende a asegurar la satisfacción de una pluralidad de necesidades públicas, como son: el abastecimiento de consumo de agua a más de 220 núcleos de población de Navarra (entre ellos la totalidad de la Comarca de Pamplona), paliar el actual déficit de agua para usos humanos, industriales y agrarios de las zonas atravesadas, y posibilitar la transformación de regadío de 57.713 hectáreas servidas por el Canal de Navarra, lo que permitirá el desarrollo socio-económico y sostenible de gran parte del territorio de Navarra incluido en la cuenca hidrográfica del río Ebro. Además el proyecto expresa los aspectos técnicos relativos al interés público y la utilidad social de la infraestructura, que sintetizan los factores que caracterizan la situación de partida, las circunstancias favorables que hoy concurren, y que posibilitan una nueva orientación de la misma, y las características de la situación final que se configura, enunciadas como objetivos a conseguir, que concluyen en la mejora de la estructura agraria y en un desarrollo rural y agrario sostenible del área.

Características del proyecto

image

El Canal de Navarra tiene su origen en la obra de toma del embalse de Itoiz, en el término municipal de Lónguida, y se dirige hacia el sur hasta terminar en la laguna de Lor en el término municipal de Ablitas. En su inicio, el Canal recorre el borde septentrional de la Cuenca de Aoiz, para pasar, posteriormente, al borde sudeste de la Cuenca de Pamplona a lo largo de la sierra de Alaiz. Una vez fuera de la Cuenca de Pamplona, se dirige hacia el sur atravesando la zona correspondiente a la Navarra Media oriental, apoyándose en las estribaciones occidentales de las Sierras de Aláiz y de Ujué. Continuando hacia el sur, el Canal, una vez atravesado el valle del río Aragón y el extremo noroeste de Bardenas Reales, se adentra en la Ribera tudelana hasta alcanzar y cruzar el río Ebro, para luego discurrir en la misma dirección hasta Montes de Cierzo, los cuales bordea de este a oeste. Dejados los montes de Cierzo, el Canal retoma la dirección sur para finalizar, como ya se ha indicado, en la laguna de Lor.

El Canal está conformado por un tronco principal, dividido en 16 tramos, y por cuatro ramales, constituyendo cada uno un tramo por ramal -el ramal de Artajona (tramo 18), el de Tafalla (tramo 19), el de Corella (tramo 17) y el de Ablitas (tramo 20).

image

El Canal de Navarra se ha subdividido en dos Fases diferentes: la primera Fase comprende desde su inicio hasta la mitad del tramo 10, antes de cruzar el río Aragón, incluyendo los ramales de Artajona y Tafalla y las cuatro balsas de regulación; y la segunda Fase abarca desde el río Aragón hasta la Laguna de Lor, incluyendo los ramales de Corella y de Ablitas.

Las características básicas del trazado del Canal son, resumidamente, las siguientes: el tronco principal, entre la obra de toma en el Embalse de Itoiz y la laguna de Lor, tiene una longitud de 145 km. y los ramales que derivan del mismo suman, entre todos ellos, una longitud de 32 km., suponiendo, por tanto, el conjunto del Canal un total de 177 km; las obras del Canal incluyen la construcción de 6 túneles, con una longitud total de 13,5 km., 12 sifones, con una longitud de 51 km. y 2 acueductos con una longitud de 570 metros; se prevén 4 balsas de regulación, con una capacidad conjunta de almacenamiento de 9,5 hm3, en los siguientes emplazamientos: Villaveta, Monreal, Artajona y Pitillas; la balsa de Artajona delimita el primer sector de regulación del Canal, y en ella se sitúa el centro de control de todo el Canal.

El Canal ha sido concebido con las más modernas técnicas sobre regulación en obras lineales de transporte hidráulico a cielo abierto, comportando su automatización grandes ventajas (aprovechamiento, seguridad, etc.). El espacio en el que se asentará esta infraestructura es variado, pues variada es la geografía que atraviesa desde su origen en Itoiz hasta su final en Ablitas. Su construcción afecta directamente a los términos municipales siguientes: Ablitas, Añorbe, Arguedas, Artajona, Barillas, Beire, Biurrun-Olcoz, Cascante, Cintruénigo, Corella, Noain-Valle de Elorz, Izagaondoa, Lónguida, Mélida, Monreal, Monteagudo, Murillo el Cuende, Murillo el Fruto, Obanos, Olite, Pitillas, San Martín de Unx, Santacara, Tafalla, Tiebas, Tirapu, Tudela, Tulebras, Ucar, Ujué, Unciti, Urroz y Valtierra; y la Junta de Bardenas Reales de Navarra.

Las zonas regables se plantean en su totalidad en áreas actualmente cultivadas, consideradas como áreas prioritarias de riego, que suman, en su conjunto, unas 66.500 has., si bien la superficie potencial a transformar, viable desde el punto de vista ambiental, queda limitada a las 57.713 has. brutas antes indicadas (que equivalen a unas 53.125 has. netas). Todo ello es conforme con la dotación de 340 hm3 de agua para riego, a suministrar por el Canal de Navarra. La mayor parte de estas áreas corresponde actualmente a cultivos de secano (un 66%), siendo el resto regadíos eventuales a consolidar (el 25,6%) y regadíos intensivos en los que se pretende reducir su coste energético (el 8,4%).

image

Los términos municipales objeto de desarrollo de las zonas regables son: Ablitas, Adiós, Añorbe, Arguedas, Artajona, Barillas, Beire, Berbinzana, Cadreita, Caparroso, Carcastillo, Cascante, Castejón, Cintruénigo, Corella, Cortes, Enériz, Falces, Fitero, Fontellas, Larraga, Legarda, Marcilla, Mélida, Mendigorría, Miranda de Arga, Monteagudo, Murchante, Murillo el Cuende, Murillo el Fruto, Muruzabal, Obanos, Olite, Peralta, Pitillas, Puente la Reina, Ribaforada, San Martín de Unx, Santacara, Tafalla, Tirapu, Tudela, Tulebras, Ucar, Ujué, Uterga y Valtierra; y la Junta de Bardenas Reales de Navarra.

Inversión

image

La inversión a realizar en el Canal de Navarra asciende a un total de 103.725, de conformidad a los presupuestos establecidos en el Convenio suscrito entre el Ministerio de Medio Ambiente y el Gobierno de Navarra el 19 de octubre de 1998, y su correspondiente Addenda de Actualización de 17 de noviembre de 1999.

Esta importante obra para Navarra, tras haber sido declarada de Interés General del Estado en la Ley 22/1999 de 8 de julio, es cofinanciada por el Estado en un 60 % y por la Comunidad Foral de Navarra en un 40 %.

La fórmula de construcción, gestión y financiación que se considerado más interesante para los intereses generales y para los futuros usuarios, ha sido la creación de una Sociedad Estatal, denominada "Canal de Navarra S.A"., donde el Estado y Navarra aportarán el capital social equivalente al 50 % de la inversión total a realizar, y el 50 % restante se financiará a través de la aportación de los futuros usuarios consumidores de agua.

La sociedad "Canal de Navarra S.A.", fue creada por Acuerdo del Consejo de Ministros de 30 de diciembre de 1999. A su vez el Ministerio de Medio Ambiente encomendó a dicha Sociedad la construcción y explotación del Canal de Navarra según Convenio de Gestión Directa firmado el 19 de enero de 2000.

La 1ª fase del Canal de Navarra finalizó en abril de 2011 y desde esa fecha se encuentra en explotación.

La Comunidad General del Canal de Navarra tiene como objeto el aprovechamiento de las aguas del río Irati, regulas en el embalse de Itoiz y distribuidas por el Canal de Navarra.
Cuenta con 4 balsas de regulación en los siguientes emplazamientos: Villaveta, Monreal, Artajona y Pitillas. Estas 4 balsas tienen una capacidad conjunta de 9,5hm3.
La zona regable del Canal de Navarra esta comprendida entre Valdizarbe y Ablitas, con una superficie a regar de 53.125 hectáreas. La mayor parte de estas área corresponde a cultivos de secano (un 66%), siendo el resto de regadíos eventuales a consolidar (el 25%) y regadíos intensivos en los que se pretende reducir su coste energético(el 9%).

La primera fase del Canal de Navarra, terminada en el año 2.011, tiene una superficie de 22.336 hectáreas. El conjunto de usuarios que se suministra de aguas procedentes del embalse de Itoiz a través del Canal de Navarra es el siguiente:
- 15 Comunidades de Regantes de Base con un total de 22.336 hectáreas.
- Granjas e industrias del sistema

Itoiz-Canal de Navarra

image

Este proyecto pretende impulsar la igualdad de oportunidades para un mundo rural en el que las actividades agrarias y las agroindustriales asociadas continúan representando un papel relevante. Pretende dotar de un factor de producción imprescindible, como lo es el agua, para el conjunto de industrias que pudieran establecerse. Y mejorar la cantidad, calidad y garantía de los abastecimientos urbanos de su entorno.

LA PRESA DE ITOIZ

–Situada a 2 km aguas arriba de Aoiz.
–Recoge las aguas procedentes de la cabecera del río Irati y de su afluente el río Urrobi.
–Aportación media interanual de 635Hm3/año.
–Permite disponer de una capacidad bruta de 418Hm3, que regularán 500Hm3/año.

EL CANAL DE NAVARRA

Discurre desde la Presa de Itoiz y transporta agua a diversas zonas de Navarra para satisfacer las demandas actuales y futuras y cumplir los objetivos de la Planificación Hidrológica para Navarra.